FANDOM


Pacientes Galería Transcripción
Pacientes/Transcripción
Estreno

  USA20 de Noviembre de 2014
Bandera de Venezuela LA23 de Marzo de 2015

Patients Title Card
Créditos
Historia:
Skyler Page, Mark Banker y Spencer Rothbell
Storyboard:
Stephen P. Neary y Niki Yang
  Estado   Completa
Personajes
Principales Menores


Cronología
Anterior Siguiente
Expansión piloto Escuela Rough Riders
Episodio

El episodio comienza en la sala de espera, mostrándose lo que hay alrededor hasta que llega Clarence corriendo...

Clarence [se arroja en el piso]: ¡Y el ganador es Clarence! ¡Wu, wu! ¡Gané, gané!

Mary: Clarence, dije que sin carreras

Clarence: Oh, eso dices ahora, eres una mala perdedora

Mary: Te lo he dicho desde que apagué el auto" (Ella y Clarence se dirigen a la recepción)

Clarence: Si, pero lo estás diciendo ahora

Mary: Oh, Mary Wendle, vengo a ver al doctor Kimble... Oh, yo debo irme a las 4

Clarence: Tiene que volver al trabajo

Enfermera Tacker: Si Sra. Wendle, él la verá en breve

Mary: Gracias

Clarence: Mi mamá se lastimó, ¿puede sanarla con cristales?

Mary: Clarence, estoy bien. Vine por mi síndrome de túnel carpiano, yo corto cabello, nunca acaba, haha, en especial, en especial cuando tienes una amiga aprovechada como Sandy ¿sabes?

(Clarence ve el jarro con caramelos y Mary sigue hablando)

Jarro de caramelos: Oh, Clarence, oh, mi dulce chico, te he estado esperando (guiña el ojo)

[Clarence arrastra su cara por el mostrador]

Mary: ¿Clarence?

Clarence: El caramelo, me necesita

Mary: Si, claro que si, bien, te diré algo, puedes comerte uno solo

[la Enfermera Tacker abre el jarro]

Mary: Cuando nos vayamos, y si te comportas

[La enfermera Tacker cierra el jarro]

Mary [sujeta a Clarence y lo lleva hacia un sillón]: Muy bien, vamos Clarence

Clarence: ¡Nooo!

[Tinia se para sobre una banqueta para hablarle a la enfermera Tacker]

Tinia: Enfermera Tacker, ¿puedo tomar un caramelo?

Enfermera Tacker: ¿Qué dice tu madre al respecto?

Madre de tinia (concentrada solo en sus cosas): Lo que tu quieras Tinia

Enfermera Tacker: Aquí tienes ángel [le alcanza un dulce a Tinia]

[Clarence mira a Tinia con celos, ésta solo sonríe y vuelve a su sillón]

Clarence: Mamá, esa niña Tinia tiene un caramelo

Mary: Si, así es

[Tinia muerde el caramelo]

Clarence (gruñe): ¡No creo que sea un ángel para nada!

Mary: Tampoco tú

Clarence (sigue gruñendo y habla en su mente): Tengo que usar otra técnica, difamar no me está funcionando... ¡Negociaré un acuerdo!, mi mamá adora negociar.

Clarence (fuera de su mente): Oye mamá, ¿qué tal si me comiera ahora y otro cuando nos vayamos, ah?

Mary: No

Clarence: ¡Ah!... oye mamá, ¿qué tal si te cambiara una planta con su maceta por...?

Mary (interrumpe a Clarence): No

Clarence: ¡Ah!... mamá, ¿sabías qué...?


Mary (interrumpe a Clarence): No

[Clarence se enfada y golpea una mesa]

Mary: Clarence, tienes que aprender a entretenerte mientras esperas por algo, ¿puedes hacer eso?

Clarence: No

Mary: ¿Qué?

Clarence: Am, yo, am, probablemente

Mary: Entonces hazlo

Clarence: Ah, lo intentaré

[Clarence se levanta de su silla e intenta divertirse dentro de la sala de espera]

[Clarence intenta dibujar los órganos del cuerpo humano en su panza]

[Clarence mira el celular de una señora]

[Clarence juega con unos juguetes para bebés]

Clarence: ¡¿Cuál es el sentido de esto?!

[Clarence corre como un animal en la sala]

[Clarence come las hojas de una planta]

[Clarence vuelve a jugar con un juguete para bebés]

Clarence: ¡Estoy es muy fácil!, necesito un verdadero reto

Jarro de caramelos: Oh, Clarence..., oh mi dulce chico...

[Clarence se dirige sigilosamente hacia el jarro de caramelos]

Clarence (en voz baja): Voy bien [da unos pasos más debajo del mostrador] debo ver el mapa [Clarence mira un mapa en su brazo, el cual muestra la ubicación del jarro de caramelos] oh, si

[Clarence intenta agarrar el jarro de caramelos, pero Mary lo descubre]

Mary: Vamos Clarence [Mary levanta a Clarence y lo lleva hacia su silla, haciendo algo de esfuerzo] uh, estás muy pesado para esto

[Clarence se cae de la silla, y Mary se vuelve a sentar]

Clarence: ¿Estaremos aquí para siempre?

Mary: Solo pasaron cinco minutos

Clarence: ¿De veras?

Mary: De veras, vamos, vuelve a la silla

[Clarence vuelve a su silla y comienza a cantar y golpear su silla]

Clarence: ¡Mentas, gomas de mascar, caramelos!

Mary: En silencio

[Clarence comienza a saltar en su silla]

Mary: Sin moverte

Clarence: [se estira los párpados de los ojos] ¡Pero mamá!

Mary: Una palabra más y no te daré ningún caramelo, ¿de acuerdo?

[Clarence se calla y se queda sin respirar]

Mary: Clarence, respira

[Clarence vuelve a respirar y se recuesta sobre su silla, aburrido, pensando en que hacer]

Clarence (en su mente): Bien, sin ruido, sin moverme, puedo hacerlo, solo necesito sentarme aquí y pensar [Clarence comienza a sudar] si, no hay problema, no hay ningún problema, puedo pensar, ¿o no?, no, no puedo, es muy difícil, yo, tengo que decir algo, yo, tengo que hacer algo, ¡auxilio!

[Se empieza a ver la mente de Clarence por dentro]

Clarence: [en su mente; mira para todos lados] ¿alguien puede ayudarme?, Stewart, Stewart, Stewart haz algo, oh no, mírame, espera, ¿qué está pasando aquí?,(Clarence comienza a despreocuparse y sonríe) mi cerebro es como una cueva, ¡HOLA!, vaya, estoy en una cueva espeluznante dentro de mi cabeza, eso es genial, un momento, solo convertiré mi cueva en... [Clarence comienza a imaginar distintos escenarios en su mente, primero una playa] ¡una playa!, o el espacio exterior [su mente se convierte en el espacio exterior], espera un momento, oh, se me ocurrió una gran idea

[El cerebro de Clarence se convierte en una "mente de caramelo", Clarence comienza a divertirse en su mente de caramelo]

[Clarence camina y se encuentra con unos osos de goma]

Clarence: Oh, hola, amigo gomita gigante, ¿puedo? [Clarence come un pedazo de uno de los osos de goma] [Clarence encuentra un gusano de goma] ¿estás perdido, gusanito gomoso?, encuentro tu camino hacia mi boca [Clarence se come el gusano de goma y encuentra una fuente de chocolate] ¡cielos! [Clarence comienza a beber chocolate] ¿esto es chocolate?, apenas nos conocemos cerebro de caramelo, pero creo que te amo, ¿eso está bien?, espero que si

[Aparece el helado surfeando en una ola de chocolate]

Helado: Por mi está bien [el helado llega a la superficie] uh, agua

Clarence: ¡OH!, vaya, ¿usted está todo hecho de helado?

Helado: Yo soy el helado

Clarence. Un momento, creo que lo recuerdo ¡tenía 6 años!, ¡usted cambió mi vida! [Clarence abraza al helado y quiere comerlo] ¿puedo?

Helado: [Aparta a Clarence] ahora no, vine a ayudarte a pasar el tiempo aquí adentro, para que puedas tener caramelos allá afuera

En la vida real, una mosca se mete en la nariz de Clarence y sale rápidamente

De vuelta a la mente de caramelo...

Clarence: ¿Si? ¿cómo se supone que haga eso?

Helado: Mostrándote como derretirte, por supuesto [el Helado se derrite y se vuelve a crear]

Clarence: ¡Oh, santos cielos, eso es increíble! yo jamás podré hacer eso

[Llega Cornetín haciendo sonidos de bocina]

Cornetín: Claro que puedes amigo

Clarence: ¡Cornetín! ¿eres tú?

Cornetín: ¿Quién más sería?

Clarence: ¿Pero cómo?

Cornetín: Este es tu cerebro, amigo, si puedes pensarlo, es posible

Clarence: Oh, bueno, a quién quiero conocer... ¿qué tal al fantasma vikingo de la abuela?

[De pronto aparece la abuela paterna de Clarence, vestida como vikinga]

Clarence: ¡Oh, abuela, ahí estás, te ves preciosa!, muy bien chicos, es hora de derretirnos

[Clarence, Helado, Cornetín y la Abuela paterna de Clarence se derriten]

Mientras tanto en la vida real, Mary se sorprende al ver a Clarence tan callado

De vuelta a la mente de caramelo

[Los cuatro vuelven a aparecer]

Clarence: ¡Súper, pude hacerlo, si!

Helado (su cabeza da vueltas en una especie de arena movediza): Te lo dije

Clarence: Ah, podría quedarme aquí para... [De pronto a Clarence le cae un maní] ¡au!, oye, ¿quién está arrojando maní?

Helado: Yo no, solo soy helado

[Resulta que en la vida real, Tinia le arroja maní a Clarence, así que Clarence vuelve a su cerebro normal]

Clarence: ¿Qué, quién?

[Tinia aparece detrás de una planta, comiendo maní, Clarence se enfada; De pronto la enfermera Tacker va a la sala de espera y llama a Mary para que vaya a ver al enfermero]

Enfermera Tacker: ¿Mary?

Mary: Soy yo, enseguida vuelvo

Clarence [agarra a Mary del brazo]: ¿Qué? no, no, espera, yo voy contigo, yo iré contigo

Enfermera Tacker: Clarence, ¿te quedarás aquí para hacerme compañía?

Clarence: ¿Qué quiere decir con hacerle compañía? [Clarence suelta a Mary, así que la enfermera Tacker la lleva con el enfermero]

Mary: ¿Así qué el podrá verme antes de las 4, correcto?

Enfermera Tacker: Oh, por supuesto, el entrará enseguida

[Clarence se queda mirando hasta que Tinia, que ahora se sienta en la silla de Mary, le revienta un chicle en la cara]

Clarence: ¿Oh, qué?

Tinia: ¿Así que te gustan los caramelos?

Clarence: Si, ¿y?

Tinia: ¿Entonces por qué no tienes ningún caramelo?

Clarence: Me darán uno al irnos, ¡y no se supone que hable contigo, así que no me hables! [Clarence se voltea]

Tinia: Es una gran lástima, oye, ¿quieres qué te de algunos de mis caramelos?

Clarence: ¿¡En serio!?

Madre de Tinia (en la recepción): Tinia, ¿ese chico te está molestando?

Tinia: No, madre, él se está portando bien

Madre de Tinia: Bien

Clarence: Entonces, ¿me darás el caramelo o qué?

Tinia: Claro, te daré uno

Clarence: Bien, dámelo [Le acerca la mano a Tinia para que le de un caramelo]

Tinia: Pero podríamos estar aquí por un rato y no quiero que se me acaben

Clarence: ¡No se te acabarán, no se te acabarán, lo prometo, vamos, solo dame uno!

Tinia: No lo sé, hay muchas personas delante de nosotros [Tinia le muestra a Clarence la cantidad de personas en la sala de espera]

Clarence: Eso puedo arreglarlo [se levanta pero rápidamente se vuelve a sentar] Espera un momento [Clarence vuelve a su cerebro de caramelo]

Clarence: Si están a favor "si"

Helado y Cornetín: No

[La abuela paterna de Clarence toca una trompeta]

Clarence: El cuerno vikingo gana

[Clarence vuelve a su cerebro real, se levanta de su silla y va a ver a cada paciente para convencerlo de que se vaya]

[Primero agarra una pequeña silla y se para sobre ella para hablarle a la Enfermera Tacker]

Clarence: ¡Auxilio, por favor ayuda!

Enfermera Tacker: ¿Qué ocurre?

Clarence: El inodoro está tapado

Enfermera Tacker: ¿Otra vez?

[La Enfermera Tacker va a destapar el inodoro, Clarence aprovecha y le quita su lista de pacientes]

[Clarence los escucha los latidos a un anciano]

Anciano: Oh cielos

Clarence: Su corazón es un campeón, salga y disfrute la vida, joven anciano

[El anciano se avergüenza]

[Luego Clarence se acerca a una anciana en silla de ruedas]

Clarence: Le receto que coma mucho cereal y salga a correr de vez en cuando [Clarence arranca una hoja de su agenda y se la arroja a la anciana]

[Clarence le quita el celular a la dama de camisa roja]

Clarence: Si apagas esto ahora mismo, vivirás [Clarence arroja el celular y vuelve a su asiento] Uff... un día atareado, muy bien, creo que traté a todos aquí, pero resulta que todos quieren ver a un doctor de verdad

[El anciano al que Clarence revisó primero se levanta de su silla y se va]

Clarence: Menos ese señor. ¿Así qué, un caramelo?

Tinia: Quizás por un favor más

[Clarence le lee un cuento a Tinia]

Clarence: Así que siempre hay brisa, pero antes de que las abejas puedan estornudar, la princesa polen reparte pañuelos de papel porque las abejas tienen alergia [Clarence le muestra un dibujo a Tinia] y eso es todo [Clarence cierra el libro] ¿está bien?

Tinia: ¿Podrías cantarlo?

[Se muestra un cartel que dice "Later" (Más tarde) y Clarence termina de cantar el cuento]

Clarence: ¡Porque las abejas tienen alergiaaaa! esa música no es final

Tinia: ¿Otra vez?

[Se muestra un cartel que dice "Laterer" (Mucho más tarde) y Clarence termina de cantar el cuento por segunda vez]

Clarence: ¡Alergiaaaa!

Tinia: Solo una cosa más

[Clarence termina de trenzarle el cabello a Tinia]

Clarence (enojado): ¡Listo!

Tinia: ¡Me encanta! [Tinia se desata la trenza para demostrar que no le gustó ese peinado]

Clarence: Por favor, no me pidas que haga nada más

[Tinia sonríe]

[A continuación, se ve a Clarence corriendo con Tinia subida a su espalda, Clarence se arroja al suelo, Tinia se baja]

Clarence: Está bien, ¿terminamos?

Tinia: Si, terminamos

[Tinia se para sobre Clarence para pedir un caramelo]

Tinia: Mamá, ¿puedo comer más dulces?

Madre de Tinia: Claro cariño

[Tinia toma un chocolate y se lo da a Clarence]

Clarence: Es un placer hacer negocios contigo

Tinia: Lo siento...

Clarence [abre el chocolate]: ¿Por qué?

Tinia: No sé por qué hago cosas como estas, solo las hago

Clarence (a punto de comer el chocolate): ¿A qué te refieres con eso, cosas cómo qué?

Tinia: (refiriéndose a Clarence) ¡MAMÁ, ESE NIÑO ME QUITÓ MI DULCE!

Madre de Tinia: [se levanta de su silla] ¡¿QUÉ?!

Clarence: No no no, eso no es lo que pasó [le entrega el chocolate a Tinia y se esconde abajo del mostrador]

Madre de Tinia: ¡Cierra la boca! ¡va a pasar tanto tiempo antes de que vuelvas a probar dulces, que vas a olvidar como saben!

Jarro de caramelos: Tal vez es suficiente caramelo por hoy

[La enfermera Tacker se lleva el jarro de caramelos, Clarence salta al mostrador y agarra y forcejea con la enfermera Tacker para agarrar el jarro y finalmente lo toma, pero todos en la sala de espera rodean a Clarence]

Enfermera Tacker: No quieres hacer eso, hijo, entrega los caramelos

Clarence: ¿Podemos arreglar esto? los caramelos lo arreglan todo [comienza a arrojar caramelos a los pacientes]

[De pronto la mente de Clarence se transforma en el cerebro de caramelo, allí está nublado, Cornetín, Helado y la Abuela rodean a Clarence, el cual está cavando un hoyo]

Helado: ¿Qué estás haciendo, viejo?

Clarence: No lo sé

Cornetín: Entonces deja de cavar

Clarence: No puedo, no puedo parar

[Clarence vuelve a su cerebro normal y sigue arrojando caramelos]

Clarence: Pero creo que el chocolate es mi favorito, jeje ¿alguien me apoya?

[La enfermera Tacker intenta quitarle el jarro de caramelos a Clarence]

Clarence: ¡Los caramelos no!

[Clarence accidentalmente se cae al piso y arroja el jarro de caramelos, haciendo que se rompa y vuelven montones de caramelos, todos los pacientes miran sorprendidos, la enfermera Tacker llora]

[De pronto sale Mary del consultorio, protestando por los enfermeros]

Mary: Bien, lo siento, no puedo esperar más, tengo que volver al trabajo, llamaré para reprogramar [abre la puerta de salida] Clarence, olvida el caramelo, vámonos

Clarence: Adiós [corre a agarrar algunos caramelos para llevarse, también se lastima el dedo con un vidrio]

La escena cambia, se ve a Clarence y Mary en el auto, ella aún protestando

Mary: Uh, puedo cumplir con las citas, ¿por qué ellos no? doctores, creen que pueden hacer esperar a todo el mundo, pues no a esta mujer, ja, ja, uh, siento que tuvieras que sentarte ahí para nada

Clarence: [comiendo un helado] Cuando quieras mamá [Clarence vuelve a su cerebro de caramelo] ¿Cierto chicos?

Helado, Cornetín y la Abuela: ¡Cierto!

Clarence [en su cerebro real] ¡Cierto!

Mary: ¿Con quién hablas?

Clarence: Ah, con nadie

[Se muestra una pantalla negra, que dice "The end" (fin) y al Helado diciendo "Yo soy helado]

FIN DEL EPISODIO

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.